158

¡Advertencia!

Las chicas buscan hombres mayores de edad

Si no tienes 18 años
No entres a esta página

Publicidad

Don Juan, el nuevo sencillo de Ventino

 - Autor: 

El nuevo sencillo de Don Juan es la excusa perfecta para salir a bailar con una de las bandas pop más prominentes de Colombia.

Sabemos que ninguno de ustedes esperaba encontrar un artículo sobre Ventino, una de las “girl band” más populares de Colombia en este momento y que acaba de volver de una exitosa gira por México, cuando entró al portal de nuestra revista. Y sin embargo, aquí estamos, hablando del nuevo sencillo que esta agrupación lanza el día de hoy.

Permítannos explicar:

Primero, porque la vida es muy corta como para no atreverse a escuchar canciones nuevas, incluso aquellas que están por fuera de nuestra zona de confort, incluso aquellas que estamos casi seguros de que no nos van a gustar. El mundo está lleno de bares en los que siempre ponen las mismas canciones de rock, ¿entonces por qué no explorar un poco, buscar nueva música? Como dice Makis, una de las integrantes del grupo, “Cojan tres minutos de su día y oigan una canción de nosotras. Si no les gusta, listo, ya”. El público de Ventino no son solo adolescentes, sino desde madres hasta hombres de mediana edad; y, por nuestra parte, hay varias canciones de este grupo que de verdad disfrutamos, sin peros y sin ironía.

Segundo, porque el nuevo sencillo de Ventino se llama “Don Juan”, ¿y cómo íbamos a dejar pasar la oportunidad de hablar al respecto?

Nos sentamos a hablar un momento con las cinco chicas: Juliana Pérez, Camila Esguerra, Olga Lucía Vives, Natalia Afanador y María Cristina “Makis” de Angulo; son mujeres con personalidades e influencias musicales bastante distintas que, como sus voces, armonizan para crear música que puede trascender edades y género (“tenemos una canción para la tusa, una para la ducha, otra para bailar en el carro… más que ampliar públicos, queríamos ampliar las situaciones y momentos en los que se pudiera oír nuestra música, y eso es lo que estamos haciendo”). Escuchen su nueva canción y, si acaso sus ritmos de cumbia hacen efecto sobre sus caderas, los invitamos a conocer sobre estas cinco chicas y su música.

 

¿De dónde viene la idea para este sencillo?

Makis: Queríamos hacerle una canción a esos hombres que creen que por hablar de más, por ser lindos, por lo que sea pueden conquistar a cualquier mujer. Y es una canción para decir que no, que hoy día la mujer no se va a comer todos esos cuentos, no va a caer por caritas bonitas.

 

¿Cuál es esa idea de “Don Juan” que quieren sacarle a los hombres de la cabeza con este sencillo?

Juliana: Es un hombre encantador, muy inteligente y muy manipulador porque sabe exactamente lo que cada mujer quiere. ¡Casi siempre logra salirse con la suya a la hora de la conquista!

Camila: Queremos desmitificar que exista el hombre perfecto, no hay un hombre que pueda con todas. Hay mucha más ciencia para levantarse a una mujer que solo decirle cosas bonitas.

 

¿Cuál es, entonces, el hombre perfecto?

Juliana: Creo que precisamente la idea es desmitificar

Olga: A ver, el tuyo, Juli.

Juliana: El mío tiene que ser un hombre super apasionado, que se preocupe mucho por las cosas que me gustan a mí, y que sea muy divertido…

Makis: Creo que en general, nosotras siendo artistas, buscamos en un hombre apoyo y que entienda que no es una carrera fácil, es algo que tiene muchos sacrificios, así que no puede buscar en nosotras una relación “normal”, por decirlo así, porque no tenemos tanto tiempo, ni podemos estar en eventos especiales… Creo que todas [nosotras] buscamos eso en nuestros hombres. Y que de verdad le guste lo que hacemos.

Camila: Y aunque hay cosas muy parecidas, creo que cada una tiene gustos muy específicos. No nos gusta lo mismo a las cinco.

Olga: Y todos sabemos lo que le gusta a la otra. El otro día conocímos a un chico y le dije a Camila “él es todo tu tipo de hombre”. ¡Y Camila sigue negándolo, pero yo sé que es cierto!

 

¿Qué pueden sacar los hombres de esta canción?

Natalia: Los hombres de esta canción pueden sacar un aprendizaje.

Makis: Yo creo que también identificarse. Creo que cada persona, sea mujer o sea hombre, tiene un “Don Juan” (o una “Doña Juana”) adentro, y creo que también es una canción que yo la canto porque sé que soy así… y está bien. En la canción en ningún momento hay como un rechazo, o sea, sino que es más bien “no me voy a creer tu cuento, pero aún así pasamos rico un rato”.

 

¿Cuál fue la influencia, o el proceso, para crear esta canción?

Natalia: No hay como tal una influencia. Estábamos en un grupo de composición, y los productores empezaron a tocar algo tipo cumbia; y, la verdad, estábamos en una etapa de exploración y esto nos sonó super nuevo, super chévere, como para mostrar algo nuevo de Ventino, para demostrar otra vez que Ventino puede cantar cualquier género sin perder la esencia. Nos conectamos con el sonido muy rápido, y después fue un plus gigante colaborar con Rombai, que hace cumbia villera. Finalmente, terminó siendo una gran canción, una gran colaboración y algo super nuevo para Ventino.

 

Y, hablando de esa etapa de exploración, ¿qué nuevos géneros o propuestas están explorando?

Olga: Un poquito de todo. Nosotras al principio empezamos explorando por el lado urbano, que no lo habíamos tocado nunca. Nos quedó gustando mucho porque nos encanta bailar, y que la gente baile con nuestra música. Pero todo el año pasado estuvimos componiendo y también fusionando muchos ritmos con el pop. Por ejemplo, Baby hay un poquito de funk, hay un poquito de trap. Y en las canciones que vienen, después de Don Juan, es un sonido muy amplio: es un poco muy anglo pero con pizcas de otros géneros. Al final del día, nosotras vamos a sacar música que nos guste, que se escuche bien y no nos vamos a encapsular.

Camila: Sobre todo, porque tenemos influencias muy diferentes cada una, entonces es lindo poder reconocer esas diferencias personales dentro de la música. Digamos, hay unas que somos muy obsesionadas con Ariana Grande, y hay canciones que suenan como ella. Pero al principio tiene algo que es como un hint de los Beatles que para mí es demasiado emocionante.

¿Y cuáles son esas influencias personales?

Juliana: Mi influencia más grande es definitivamente Beyoncé, y todas esas grandes divas del Rythm & Blues, de música muy soulful. Creo que es algo muy chévere que se pueda ver bastante de eso en nuestras canciones.

Camila: Yo crecí oyendo los Beatles, de verdad es algo que heredé de mis papás. Y ahora mi influencia más grande es como el pop alternativo. Me gustan mucho esas canciones con letras muy poéticas. Es algo que me mueve.

Natalia: Creo que yo soy de extremos. Por un lado, creo que mi influencia más grande como artista es Adele, y creo que, en algún punto, todas hemos querido hacer con Ventino esas grandes baladas, esas grandes canciones que ella tiene. ¡Pero también soy muy de reguetón! Soy muy de música urbana, entonces también disfruto hacer música movida.

Olga: Yo crecí escuchando mucho pop en español, y también a Cristina Aguilera, que fue como un ícono para mí. En este momento, me está encantando mucho el sonido de Camila Cabello. ¡Soy muy “popera!

Makis: Y yo, desde chiquita, crecí oyendo mucho jazz, pero hoy día creo que mi influencia mayor es Ariana Grande. Todo lo que ella hace me parece… oro.

 

¿Y cómo es el proceso de escribir la letra para sus canciones? ¿Cómo están de acuerdo en que aquello que escriben resuena para todas?

Makis: Cada proceso para cada canción es muy diferente, pero en cuanto a la letra yo siento que todas estamos muy conectadas. Sabemos lo que queremos decir en una canción, y es muy curioso ver cómo uno se conecta y ya tiene ideas muy parecidas. Entre nosotras, cuando nos sentamos a componer, ya de una sabemos cuál es el lenguaje y la forma en la que uno quiere decir ciertas cosas.

Camila: Igual tenemos la libertad de escribir cosas para nosotras, pero tenemos clarísimo cuando una canción no es para nosotras [Ventino].

Natalia: Digamos, cuando estuvimos en México, tuvimos la oportunidad de hacer dos sesiones de composición y todas salimos de las sesiones como… “esto es demasiado Natti Natasha, pero no nosotras, definitivamente”.

 

¿Qué mitos, estereotipos o demás creen que le impide a los hombres darse la oportunidad de escuchar sus canciones, y qué le dirían a esos hombres?

Natalia: Pensar que nos la llevamos pésimo, que nada de esto es real, que no tenemos talento…

Makis: Esta una invitación a que se atrevan. Cojan tres minutos de su día y oigan una canción de nosotras. Si no les gusta, listo, ya. Pero si les queda gustando, pues hay muchas canciones.

Publicidad

Publicidad